Luis Figo habló sobre el antiguo rumor sobre su presunto romance con Guardiola cuando ambos jugaban en el FC Barcelona.

Pasaron más de 20 años, pero finalmente el portugués Luis Figo habló sobre aquel rumor que circuló a principios de los ’90 que decía que tenía un romance con Pep Guardiola, quien en aquel entonces era su compañero del FC Barcelona. Era una versión que se instaló durante un tiempo pero que pasó a un segundo plano cuando el jugador luso se marchó al Real Madrid.

En una amplia entrevista con la revista ICON, Figo desmontó aquella leyenda urbana y explicó que, aunque eran muy cercanos y dormían juntos en las concentraciones, solamente se trataba de una fuerte amistad. “Guardiola fue un gran amigo, una persona que me ayudó mucho. Era mi compañero de habitación. Pero no hubo nada entre nosotros. Me gustan las mujeres”, contestó.

Figo, quien está casado y tiene tres hijas (Daniela, Martina, y Stella) con la famosa modelo sueca Helen Svedin, compartió plantilla con Guardiola entre las temporadas 1995/96 1999/2000. Durante aquellos años hubo quienes sospecharon que tenían un romance secreto.

Figo jugó cinco temporadas en el FC Barcelona antes de fichar por el Real Madrid.

Figo jugó cinco temporadas en el FC Barcelona antes de fichar por el Real Madrid.

En esa línea, le preguntaron a Figo por qué ningún jugador del fútbol de la primera división española se ha declarado gay y la respuesta fue contundente: “La gente es muy cruel. Juegas todos los domingos, te atacarían por eso y no por tu rendimiento. Será por protegerse, no por vergüenza. Esa es mi opinión”.

Sobre sus años en Barcelona, el ex jugador portugués dijo que solamente guarda “buenos recuerdos” y que, aunque visita poco la ciudad, no tiene problema en hacerlo. “No reniego de mi pasado, solo puedo decir cosas buenas de la ciudad. Pero no voy mucho porque actualmente no tengo demasiado que hacer allí. Pero si debo ir a Barcelona, voy. Como dicen en mi país: ‘Si tienes miedo, compra un perro’. Y yo tengo tres, así que no tengo miedo”, explicó.

 Play

Todo se debe a que después de cinco temporadas en el Barça, Figo fichó por el Real Madrid y fue muy silbado en el Camp Nou durante el clásico del año 2000, cuando le lanzaron una cabeza de cochinillo. “No veo mucho las imágenes porque no soy de revivir el pasado. No lo pasé mal aquellos días, para nada. La gente piensa que sí, pero es que no. Fue una experiencia para madurar. A algunos les gusta hablar de ese partido, mitificarlo, pero para mí fue un día más”, apuntó Figo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: